100% Natural

Un propósito.


Carelia nace en 2013 en Barcelona, fundada por Inés Navas con la ambición de cuidar al máximo la salud, seguridad y bienestar de sus hijas Carla y Claudia.

Y con ese propósito, en estrecha colaboración con expertos dermatólogos, es como empezó a desarrollar una línea de cosméticos esenciales capaces de cuidar de forma natural y profunda la piel de sus hijas, al mismo tiempo que fuesen un auténtico placer para los sentidos. Meticulosamente seleccionó unas exquisitas texturas y un aroma que les creasen maravillosos y perdurables recuerdos de la niñez, de momentos de cariño y felicidad compartida. 

Una fórmula.

Siempre realizamos procesos de extracción en frío con los que obtenemos los nutrientes más puros y esa máxima calidad en cada producto.

Todos nuestros productos han sido sometidos a las pruebas clínicas más exhaustivas antes de comercializarse. Las pruebas dermatológicas se han llevado a cabo en personas voluntarias y nunca en animales, dando, en todos los test realizados, notas excelentes en Alta Tolerancia y Probada Eficacia, incluso en pieles atópicas.

Certificaciones.


Contamos con la certificación y confianza de la Clínica dermatológica del Dr. de Moragas,  referente del sector y especialistas en estética, dermatología clínica general, dermatología oncológica y dermatología tropical.

Todos nuestros productos están supeditados a la nueva reglamentación (CE) nº 1223/2009 del Parlamento y Consejo Europeo sobre los productos cosméticos.

Certificación ISO

Nuestros laboratorios están certificados con la norma ISO 9001:2008 en la Fabricación de Productos Cosméticos y con la norma ISO 22716:2007 Guía de Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Cosméticos.

En Carelia la transparencia y seguridad para con nuestros clientes es una máxima, por eso nuestros productos han sido evaluados bajo estos criterios armonizados a nivel mundial establecidos en la “ISO 16128 para los Productos Cosméticos Naturales”pieles atópicas.

Carelia, Nuestro Secreto

Avena (Avena Sativa Kernel). Rica en vitaminas y minerales es un gran emoliente que suaviza, hidrata y calma la piel, muy útil por sus propiedades relajantes y desestresantes, y especialmente indicada en casos de pieles sensibles o irritables.

Caléndula. Originaria de la región mediterránea y Asia Menor, ya usada en la civilización romana, hindú o árabe. Contiene compuestos activos como los flavonoides y vitamina E, de ahí sus múltiples beneficios como antiinflamatorio, antibacteriano y antiséptico. Ideal para la regeneración de la piel. 

Miel. Todas sus propiedades nutritivas, terapéuticas y cosméticas se deben a las diferentes sustancias contenidas en el néctar y polen de las flores, origen primario de la miel, que las mismas abejas enriquecen con enzimas propias. Regeneradora, antinflamatoria, antibiótica, nutritiva, antiviral, antiséptica. Vitaliza, protege, restaura, limpia, humecta, suaviza y alimenta la piel. 

Bisabolol. Es un principio activo del aceite esencial de la flor de manzanilla. Ayuda a administrar ingredientes activos por vía transdérmica por mejorar la penetración en la piel. Posee propiedades antiinflamatorias, antimicóticos y antibacteriano. Es el preferido por excelencia para la protección de la piel frente a los factores contaminantes del medio ambiente. Intensa acción suavizante y emoliente, fácilmente tolerado por todo tipo de piel especialmente las sensibles. 

Manteca de karité (Butyrospermum Parkii). La manteca de karité se obtiene del prensado de las nueces del árbol del karité. El karité es un potente regenerador celular 100% natural. Hidratante y nutritivo, provee a la piel de una barrera que evita la deshidratación y protege de las agresiones externas del ambiente. 

Aceite de Almendras dulces (Prunus Amygdalus dulcis oil). Rico en proteínas, minerales y vitaminas A, B y E, con propiedades emolientes, suavizantes, hidratantes y anti-inflamatorias. El aliado perfecto de las pieles delicadas y sensibles. 

Aloe Vera. Rica en vitaminas, enzimas, minerales y nutrientes naturales que estimulan la fabricación de nuevas células. Penetra e hidrata en las capas más profundas de la piel. Calma, cicatriza y tonifica, además de poseer un amplio espectro bacteriano y fungicida. 

Aceite de Algodón (Gossipium Herbaceum Oil). Es extraído de la semilla del algodón y rico en ácido linoleico. Especialmente indicado por sus propiedades emolientes y suavizantes. Su composición de ácidos grasos esenciales lo convierten en un potente regenerante aportando flexibilidad y tono a la piel, potente reestructurante de pieles sensibles. 

Rose Hip Oil – Rosa Mosqueta Alto contenido en vitaminas A, C, Omega-6, Omega-9, licopeno y beta-caroteno que ayudan a nutrir, corregir y regenerar las células, fomentando que la piel se autorepare de los daños sufridos.

Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil Muy rico en vitaminas antioxidantes A, C y E que atrapan la humedad y mantiene la piel bien hidratada. Y, Omega-6 que ayuda al desarrollo de las células, a tratar el eczema, acné y cicatrices. 


Recomendación:
Con la información aquí publicada no pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional. Para las necesidades individuales de tu pequeño sigue siempre los consejos y recomendaciones de un profesional de la salud.

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para la medición de la actividad del sitio web con el fin de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando acepta su uso. Puede rechazar las cookies u obtener más información clicando aquí.